SUPERBIA

Björk ama a Alexander McQueen

Pasado, futuro, fantasía, naturaleza, tecnología, rareza y perfección en Alexander McQueen y Björk.

Texto porEzequiel de Toledo | | design


Alexander McQueen fue un increíble diseñador londinense.  Estudió en la Central St. Martins y además de haber hecho constantes colecciones con su nombre, estuvo a cargo del diseño en Givenchy a fines de los noventa. Sus colecciones, siempre con mezclas magistrales de pasado, futuro, fantasía, naturaleza, tecnología, rareza y perfección nunca estuvieron conceptualmente lejos de Björk, la cantante islandesa que siempre supo hacer gala de éstos y otros tantos atributos. Ambos se conocieron en el año 1997 cuando Björk le encargó que la vistiera y la rediseñara para la tapa de su disco Homogenic.

 2

McQueen también estuvo a cargo de la dirección del video del primer corte del mismo álbum, Alarm Call.

La vistió, en el 2004, para su presentación en la gala inaugural de las Olimpiadas de Grecia, en la que Björk interpretó Oceanía, de su álbum Medulla.

Diseñó para ella el vestido de cascabeles con el que intenta moverse en Who is it?

Y después de haberse hecho honores mutuos, cooperando en presentaciones, producciones editoriales y entregas de premios, cuando McQueen murió en 2010 ella no pudo hacer más que cantar Gloomy Sunday (escrita en 1932 por el pianista y compositor húngaro Rezső Seress) en su funeral en la Catedral de San Pablo en Londres. Por supuesto, ataviada para la ocasión. Por suerte la etiqueta de Alexander McQueen sigue funcionando, hoy con Sarah Burton a la cabeza, quien trabajó a su lado durante más de 14 años y supo, no sólo conservar el legado de McQueen sino también seguir mirando al futuro.